Foro de Rol de personaje casi libre.

Últimos temas

» Street Racing [FORO NUEVO]
Mar Sep 07, 2010 11:13 pm por Invitado

» Afiliación
Jue Sep 02, 2010 9:20 pm por Invitado

» Realidades ( Brie, Fornarina e Ivanne )
Mar Ago 24, 2010 1:22 am por Fornarina Sanzio

» Deambulando (ABIERTO)
Mar Ago 24, 2010 1:16 am por Fornarina Sanzio

» Merendando después de nadar (Alex, Ivanne, Luxor y Fornarina)
Mar Ago 24, 2010 1:13 am por Fornarina Sanzio

» Registra tu avatar
Lun Ago 16, 2010 5:24 pm por Brooke Jones

» De nuevo en casa
Dom Ago 08, 2010 2:06 am por Fornarina Sanzio

» Opina sobre el personaje de arriba
Dom Ago 08, 2010 2:06 am por Fornarina Sanzio

» HE VUELTOO!!!! [Temblad, incautos, muahaha...]
Lun Jul 26, 2010 7:49 pm por Ivanne Dunstan

Administradores

Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?

En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 16 el Miér Jul 10, 2013 12:56 am.

Compañeros

Internado, desde ninfas hasta zombies

    La historia interminable

    Comparte
    avatar
    Nill Viéluir
    Queen of the Jokers Geeks.

    Re: La historia interminable

    Mensaje por Nill Viéluir el Vie Dic 11, 2009 1:31 am

    Érase una vez un joven que olía mal y le gustaba tocarse la nariz, por eso al abrir la boca aparecían ciber-zombis a su alrededor que intentaban traspasar el portal al universo X donde habitaba un monstruo terrible que comía pizza de salami con atún. Aunque justo después una rubia apareció maldiciendo a todos pero a la vez amando al negro, aunque lo que buscaba era un poco de diversión. Y contó un chiste... un chiste MORTAL. Y la rubia se asusto tanto que casi abraza al negro, pero sólo casi. Pero al ver que el condón se le vuelve amarillo de la excitación, se levantó y le dio el trozo de bocadillo que tanto repugnaba a su más preciado amigo de toda su vida; él lo rechazo sutilmente, pero ella se lo dio insistiendo para asegurarse de que encontraría el mono de jade antes de la luna llena para que sus acreedores se lo llevaran a la enorme mansión en la que se practicaban exorcismos y actos perversos, así que su amigo tuvo que aceptarlo sin siquiera rechistar, haciendo antes un trato: "Me harás los pies y las manos cada día" Con esas palabras la convenció de que no compraría las malditas deportivas de la abuela del señor Jespren, el cual había seducido a las arpías de su vecina vieja de porcelana. Más adelante, el joven descubriría que la fuente de su mal olor era sólo una pequeña mierda que habia detrás de su oreja derecha la cual llevaba tiempo ahí detrás. Así que decidió que se rascaría hasta que se le salieran las tripas por las fosas nasales. Y de repente estornudó todo lo que
    avatar
    Evangeline Yllöen
    Hija de la luna

    Re: La historia interminable

    Mensaje por Evangeline Yllöen el Vie Dic 11, 2009 2:12 pm

    Érase una vez un joven que olía mal y le gustaba tocarse la nariz, por eso al abrir la boca aparecían ciber-zombis a su alrededor que intentaban traspasar el portal al universo X donde habitaba un monstruo terrible que comía pizza de salami con atún. Aunque justo después una rubia apareció maldiciendo a todos pero a la vez amando al negro, aunque lo que buscaba era un poco de diversión. Y contó un chiste... un chiste MORTAL. Y la rubia se asusto tanto que casi abraza al negro, pero sólo casi. Pero al ver que el condón se le vuelve amarillo de la excitación, se levantó y le dio el trozo de bocadillo que tanto repugnaba a su más preciado amigo de toda su vida; él lo rechazo sutilmente, pero ella se lo dio insistiendo para asegurarse de que encontraría el mono de jade antes de la luna llena para que sus acreedores se lo llevaran a la enorme mansión en la que se practicaban exorcismos y actos perversos, así que su amigo tuvo que aceptarlo sin siquiera rechistar, haciendo antes un trato: "Me harás los pies y las manos cada día" Con esas palabras la convenció de que no compraría las malditas deportivas de la abuela del señor Jespren, el cual había seducido a las arpías de su vecina vieja de porcelana. Más adelante, el joven descubriría que la fuente de su mal olor era sólo una pequeña mierda que habia detrás de su oreja derecha la cual llevaba tiempo ahí detrás. Así que decidió que se rascaría hasta que se le salieran las tripas por las fosas nasales. Y de repente estornudó todo lo que tenía en
    avatar
    Nill Viéluir
    Queen of the Jokers Geeks.

    Re: La historia interminable

    Mensaje por Nill Viéluir el Vie Dic 11, 2009 6:29 pm

    Érase una vez un joven que olía mal y le gustaba tocarse la nariz, por eso al abrir la boca aparecían ciber-zombis a su alrededor que intentaban traspasar el portal al universo X donde habitaba un monstruo terrible que comía pizza de salami con atún. Aunque justo después una rubia apareció maldiciendo a todos pero a la vez amando al negro, aunque lo que buscaba era un poco de diversión. Y contó un chiste... un chiste MORTAL. Y la rubia se asusto tanto que casi abraza al negro, pero sólo casi. Pero al ver que el condón se le vuelve amarillo de la excitación, se levantó y le dio el trozo de bocadillo que tanto repugnaba a su más preciado amigo de toda su vida; él lo rechazo sutilmente, pero ella se lo dio insistiendo para asegurarse de que encontraría el mono de jade antes de la luna llena para que sus acreedores se lo llevaran a la enorme mansión en la que se practicaban exorcismos y actos perversos, así que su amigo tuvo que aceptarlo sin siquiera rechistar, haciendo antes un trato: "Me harás los pies y las manos cada día" Con esas palabras la convenció de que no compraría las malditas deportivas de la abuela del señor Jespren, el cual había seducido a las arpías de su vecina vieja de porcelana. Más adelante, el joven descubriría que la fuente de su mal olor era sólo una pequeña mierda que habia detrás de su oreja derecha la cual llevaba tiempo ahí detrás. Así que decidió que se rascaría hasta que se le salieran las tripas por las fosas nasales. Y de repente estornudó todo lo que tenía en su saco de dormir.
    avatar
    Róeme Darkone
    Administradora R.

    Re: La historia interminable

    Mensaje por Róeme Darkone el Vie Dic 11, 2009 7:32 pm

    Érase una vez un joven que olía mal y le gustaba tocarse la nariz, por eso al abrir la boca aparecían ciber-zombis a su alrededor que intentaban traspasar el portal al universo X donde habitaba un monstruo terrible que comía pizza de salami con atún. Aunque justo después una rubia apareció maldiciendo a todos pero a la vez amando al negro, aunque lo que buscaba era un poco de diversión. Y contó un chiste... un chiste MORTAL. Y la rubia se asusto tanto que casi abraza al negro, pero sólo casi. Pero al ver que el condón se le vuelve amarillo de la excitación, se levantó y le dio el trozo de bocadillo que tanto repugnaba a su más preciado amigo de toda su vida; él lo rechazo sutilmente, pero ella se lo dio insistiendo para asegurarse de que encontraría el mono de jade antes de la luna llena para que sus acreedores se lo llevaran a la enorme mansión en la que se practicaban exorcismos y actos perversos, así que su amigo tuvo que aceptarlo sin siquiera rechistar, haciendo antes un trato: "Me harás los pies y las manos cada día" Con esas palabras la convenció de que no compraría las malditas deportivas de la abuela del señor Jespren, el cual había seducido a las arpías de su vecina vieja de porcelana. Más adelante, el joven descubriría que la fuente de su mal olor era sólo una pequeña mierda que habia detrás de su oreja derecha la cual llevaba tiempo ahí detrás. Así que decidió que se rascaría hasta que se le salieran las tripas por las fosas nasales. Y de repente estornudó todo lo que tenía en su saco de dormir. Se sintió excesivamente



    avatar
    Nill Viéluir
    Queen of the Jokers Geeks.

    Re: La historia interminable

    Mensaje por Nill Viéluir el Vie Dic 11, 2009 8:54 pm

    Érase una vez un joven que olía mal y le gustaba tocarse la nariz, por eso al abrir la boca aparecían ciber-zombis a su alrededor que intentaban traspasar el portal al universo X donde habitaba un monstruo terrible que comía pizza de salami con atún. Aunque justo después una rubia apareció maldiciendo a todos pero a la vez amando al negro, aunque lo que buscaba era un poco de diversión. Y contó un chiste... un chiste MORTAL. Y la rubia se asusto tanto que casi abraza al negro, pero sólo casi. Pero al ver que el condón se le vuelve amarillo de la excitación, se levantó y le dio el trozo de bocadillo que tanto repugnaba a su más preciado amigo de toda su vida; él lo rechazo sutilmente, pero ella se lo dio insistiendo para asegurarse de que encontraría el mono de jade antes de la luna llena para que sus acreedores se lo llevaran a la enorme mansión en la que se practicaban exorcismos y actos perversos, así que su amigo tuvo que aceptarlo sin siquiera rechistar, haciendo antes un trato: "Me harás los pies y las manos cada día" Con esas palabras la convenció de que no compraría las malditas deportivas de la abuela del señor Jespren, el cual había seducido a las arpías de su vecina vieja de porcelana. Más adelante, el joven descubriría que la fuente de su mal olor era sólo una pequeña mierda que habia detrás de su oreja derecha la cual llevaba tiempo ahí detrás. Así que decidió que se rascaría hasta que se le salieran las tripas por las fosas nasales. Y de repente estornudó todo lo que tenía en su saco de dormir. Se sintió excesivamente mareado por montar
    avatar
    Elle Lawliet

    Re: La historia interminable

    Mensaje por Elle Lawliet el Vie Dic 11, 2009 10:38 pm

    Érase una vez un joven que olía mal y le gustaba tocarse la nariz, por eso al abrir la boca aparecían ciber-zombis a su alrededor que intentaban traspasar el portal al universo X donde habitaba un monstruo terrible que comía pizza de salami con atún. Aunque justo después una rubia apareció maldiciendo a todos pero a la vez amando al negro, aunque lo que buscaba era un poco de diversión. Y contó un chiste... un chiste MORTAL. Y la rubia se asusto tanto que casi abraza al negro, pero sólo casi. Pero al ver que el condón se le vuelve amarillo de la excitación, se levantó y le dio el trozo de bocadillo que tanto repugnaba a su más preciado amigo de toda su vida; él lo rechazo sutilmente, pero ella se lo dio insistiendo para asegurarse de que encontraría el mono de jade antes de la luna llena para que sus acreedores se lo llevaran a la enorme mansión en la que se practicaban exorcismos y actos perversos, así que su amigo tuvo que aceptarlo sin siquiera rechistar, haciendo antes un trato: "Me harás los pies y las manos cada día" Con esas palabras la convenció de que no compraría las malditas deportivas de la abuela del señor Jespren, el cual había seducido a las arpías de su vecina vieja de porcelana. Más adelante, el joven descubriría que la fuente de su mal olor era sólo una pequeña mierda que habia detrás de su oreja derecha la cual llevaba tiempo ahí detrás. Así que decidió que se rascaría hasta que se le salieran las tripas por las fosas nasales. Y de repente estornudó todo lo que tenía en su saco de dormir. Se sintió excesivamente mareado por montar en un molusco
    avatar
    Nill Viéluir
    Queen of the Jokers Geeks.

    Re: La historia interminable

    Mensaje por Nill Viéluir el Vie Dic 11, 2009 11:08 pm

    Érase una vez un joven que olía mal y le gustaba tocarse la nariz, por eso al abrir la boca aparecían ciber-zombis a su alrededor que intentaban traspasar el portal al universo X donde habitaba un monstruo terrible que comía pizza de salami con atún. Aunque justo después una rubia apareció maldiciendo a todos pero a la vez amando al negro, aunque lo que buscaba era un poco de diversión. Y contó un chiste... un chiste MORTAL. Y la rubia se asusto tanto que casi abraza al negro, pero sólo casi. Pero al ver que el condón se le vuelve amarillo de la excitación, se levantó y le dio el trozo de bocadillo que tanto repugnaba a su más preciado amigo de toda su vida; él lo rechazo sutilmente, pero ella se lo dio insistiendo para asegurarse de que encontraría el mono de jade antes de la luna llena para que sus acreedores se lo llevaran a la enorme mansión en la que se practicaban exorcismos y actos perversos, así que su amigo tuvo que aceptarlo sin siquiera rechistar, haciendo antes un trato: "Me harás los pies y las manos cada día" Con esas palabras la convenció de que no compraría las malditas deportivas de la abuela del señor Jespren, el cual había seducido a las arpías de su vecina vieja de porcelana. Más adelante, el joven descubriría que la fuente de su mal olor era sólo una pequeña mierda que habia detrás de su oreja derecha la cual llevaba tiempo ahí detrás. Así que decidió que se rascaría hasta que se le salieran las tripas por las fosas nasales. Y de repente estornudó todo lo que tenía en su saco de dormir. Se sintió excesivamente mareado por montar en un molusco ebrio de coca-cola
    avatar
    Róeme Darkone
    Administradora R.

    Re: La historia interminable

    Mensaje por Róeme Darkone el Sáb Dic 12, 2009 5:15 pm

    Érase una vez un joven que olía mal y le gustaba tocarse la nariz, por eso al abrir la boca aparecían ciber-zombis a su alrededor que intentaban traspasar el portal al universo X donde habitaba un monstruo terrible que comía pizza de salami con atún. Aunque justo después una rubia apareció maldiciendo a todos pero a la vez amando al negro, aunque lo que buscaba era un poco de diversión. Y contó un chiste... un chiste MORTAL. Y la rubia se asusto tanto que casi abraza al negro, pero sólo casi. Pero al ver que el condón se le vuelve amarillo de la excitación, se levantó y le dio el trozo de bocadillo que tanto repugnaba a su más preciado amigo de toda su vida; él lo rechazo sutilmente, pero ella se lo dio insistiendo para asegurarse de que encontraría el mono de jade antes de la luna llena para que sus acreedores se lo llevaran a la enorme mansión en la que se practicaban exorcismos y actos perversos, así que su amigo tuvo que aceptarlo sin siquiera rechistar, haciendo antes un trato: "Me harás los pies y las manos cada día" Con esas palabras la convenció de que no compraría las malditas deportivas de la abuela del señor Jespren, el cual había seducido a las arpías de su vecina vieja de porcelana. Más adelante, el joven descubriría que la fuente de su mal olor era sólo una pequeña mierda que habia detrás de su oreja derecha la cual llevaba tiempo ahí detrás. Así que decidió que se rascaría hasta que se le salieran las tripas por las fosas nasales. Y de repente estornudó todo lo que tenía en su saco de dormir. Se sintió excesivamente mareado por montar en un molusco ebrio de coca-cola y medio contagiado



    avatar
    Evangeline Yllöen
    Hija de la luna

    Re: La historia interminable

    Mensaje por Evangeline Yllöen el Sáb Dic 12, 2009 8:45 pm

    Érase una vez un joven que olía mal y le gustaba tocarse la nariz, por eso al abrir la boca aparecían ciber-zombis a su alrededor que intentaban traspasar el portal al universo X donde habitaba un monstruo terrible que comía pizza de salami con atún. Aunque justo después una rubia apareció maldiciendo a todos pero a la vez amando al negro, aunque lo que buscaba era un poco de diversión. Y contó un chiste... un chiste MORTAL. Y la rubia se asusto tanto que casi abraza al negro, pero sólo casi. Pero al ver que el condón se le vuelve amarillo de la excitación, se levantó y le dio el trozo de bocadillo que tanto repugnaba a su más preciado amigo de toda su vida; él lo rechazo sutilmente, pero ella se lo dio insistiendo para asegurarse de que encontraría el mono de jade antes de la luna llena para que sus acreedores se lo llevaran a la enorme mansión en la que se practicaban exorcismos y actos perversos, así que su amigo tuvo que aceptarlo sin siquiera rechistar, haciendo antes un trato: "Me harás los pies y las manos cada día" Con esas palabras la convenció de que no compraría las malditas deportivas de la abuela del señor Jespren, el cual había seducido a las arpías de su vecina vieja de porcelana. Más adelante, el joven descubriría que la fuente de su mal olor era sólo una pequeña mierda que habia detrás de su oreja derecha la cual llevaba tiempo ahí detrás. Así que decidió que se rascaría hasta que se le salieran las tripas por las fosas nasales. Y de repente estornudó todo lo que tenía en su saco de dormir. Se sintió excesivamente mareado por montar en un molusco ebrio de coca-cola y medio contagiado de gripe A que realmente
    avatar
    Nill Viéluir
    Queen of the Jokers Geeks.

    Re: La historia interminable

    Mensaje por Nill Viéluir el Dom Dic 13, 2009 12:06 am

    Érase una vez un joven que olía mal y le gustaba tocarse la nariz, por eso al abrir la boca aparecían ciber-zombis a su alrededor que intentaban traspasar el portal al universo X donde habitaba un monstruo terrible que comía pizza de salami con atún. Aunque justo después una rubia apareció maldiciendo a todos pero a la vez amando al negro, aunque lo que buscaba era un poco de diversión. Y contó un chiste... un chiste MORTAL. Y la rubia se asusto tanto que casi abraza al negro, pero sólo casi. Pero al ver que el condón se le vuelve amarillo de la excitación, se levantó y le dio el trozo de bocadillo que tanto repugnaba a su más preciado amigo de toda su vida; él lo rechazo sutilmente, pero ella se lo dio insistiendo para asegurarse de que encontraría el mono de jade antes de la luna llena para que sus acreedores se lo llevaran a la enorme mansión en la que se practicaban exorcismos y actos perversos, así que su amigo tuvo que aceptarlo sin siquiera rechistar, haciendo antes un trato: "Me harás los pies y las manos cada día" Con esas palabras la convenció de que no compraría las malditas deportivas de la abuela del señor Jespren, el cual había seducido a las arpías de su vecina vieja de porcelana. Más adelante, el joven descubriría que la fuente de su mal olor era sólo una pequeña mierda que habia detrás de su oreja derecha la cual llevaba tiempo ahí detrás. Así que decidió que se rascaría hasta que se le salieran las tripas por las fosas nasales. Y de repente estornudó todo lo que tenía en su saco de dormir. Se sintió excesivamente mareado por montar en un molusco ebrio de coca-cola y medio contagiado de gripe A que realmente era un simio
    avatar
    Róeme Darkone
    Administradora R.

    Re: La historia interminable

    Mensaje por Róeme Darkone el Mar Dic 15, 2009 12:22 am

    Érase una vez un joven que olía mal y le gustaba tocarse la nariz, por eso al abrir la boca aparecían ciber-zombis a su alrededor que intentaban traspasar el portal al universo X donde habitaba un monstruo terrible que comía pizza de salami con atún. Aunque justo después una rubia apareció maldiciendo a todos pero a la vez amando al negro, aunque lo que buscaba era un poco de diversión. Y contó un chiste... un chiste MORTAL. Y la rubia se asusto tanto que casi abraza al negro, pero sólo casi. Pero al ver que el condón se le vuelve amarillo de la excitación, se levantó y le dio el trozo de bocadillo que tanto repugnaba a su más preciado amigo de toda su vida; él lo rechazo sutilmente, pero ella se lo dio insistiendo para asegurarse de que encontraría el mono de jade antes de la luna llena para que sus acreedores se lo llevaran a la enorme mansión en la que se practicaban exorcismos y actos perversos, así que su amigo tuvo que aceptarlo sin siquiera rechistar, haciendo antes un trato: "Me harás los pies y las manos cada día" Con esas palabras la convenció de que no compraría las malditas deportivas de la abuela del señor Jespren, el cual había seducido a las arpías de su vecina vieja de porcelana. Más adelante, el joven descubriría que la fuente de su mal olor era sólo una pequeña mierda que habia detrás de su oreja derecha la cual llevaba tiempo ahí detrás. Así que decidió que se rascaría hasta que se le salieran las tripas por las fosas nasales. Y de repente estornudó todo lo que tenía en su saco de dormir. Se sintió excesivamente mareado por montar en un molusco ebrio de coca-cola y medio contagiado de gripe A que realmente era un simio hasta el punto



    avatar
    Nill Viéluir
    Queen of the Jokers Geeks.

    Re: La historia interminable

    Mensaje por Nill Viéluir el Mar Dic 15, 2009 2:12 am

    Érase una vez un joven que olía mal y le gustaba tocarse la nariz, por eso al abrir la boca aparecían ciber-zombis a su alrededor que intentaban traspasar el portal al universo X donde habitaba un monstruo terrible que comía pizza de salami con atún. Aunque justo después una rubia apareció maldiciendo a todos pero a la vez amando al negro, aunque lo que buscaba era un poco de diversión. Y contó un chiste... un chiste MORTAL. Y la rubia se asusto tanto que casi abraza al negro, pero sólo casi. Pero al ver que el condón se le vuelve amarillo de la excitación, se levantó y le dio el trozo de bocadillo que tanto repugnaba a su más preciado amigo de toda su vida; él lo rechazo sutilmente, pero ella se lo dio insistiendo para asegurarse de que encontraría el mono de jade antes de la luna llena para que sus acreedores se lo llevaran a la enorme mansión en la que se practicaban exorcismos y actos perversos, así que su amigo tuvo que aceptarlo sin siquiera rechistar, haciendo antes un trato: "Me harás los pies y las manos cada día" Con esas palabras la convenció de que no compraría las malditas deportivas de la abuela del señor Jespren, el cual había seducido a las arpías de su vecina vieja de porcelana. Más adelante, el joven descubriría que la fuente de su mal olor era sólo una pequeña mierda que habia detrás de su oreja derecha la cual llevaba tiempo ahí detrás. Así que decidió que se rascaría hasta que se le salieran las tripas por las fosas nasales. Y de repente estornudó todo lo que tenía en su saco de dormir. Se sintió excesivamente mareado por montar en un molusco ebrio de coca-cola y medio contagiado de gripe A que realmente era un simio hasta el punto de ebullición permitido.

    Contenido patrocinado

    Re: La historia interminable

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Lun Dic 18, 2017 8:18 am